Mente y cuerpo

Septiembre 25, 2017


Los adelantos científicos, la posibilidad de acceder a un número ilimitado de todo tipo de información, y las múltiples situaciones que tiene que enfrentar el hombre actualmente, han hecho que gran parte de la sociedad centre sus esfuerzos en obtener lo que ofrece la publicidad de un consumismo, centrado en el tener y no en el ser.
De otra parte, es muy usual que las personas crean que por el hecho de no padecer una enfermedad Psiquiátrica o Neurológica: carecen de problemas de salud mental, pues relacionamos la salud mental con algo lejano, en lo que sólo deben trabajar aquellos que padecen dificultades para funcionar socialmente. Desconociendo que la salud mental es el resultado del trabajo permanente en todos los aspectos que conforman al ser humano.
Por lo tanto, nos referiremos a salud mental cormo la experiencia que implica la integración de las dimensiones bilógica – psicológica – social y espiritual, para generar el crecimiento personal. Que se reflejará en la autonomía, productividad y asertividad con la que socializamos y nos desenvolvemos en nuestro diario vivir.
Nuestro trabajo está en buscar elementos que nos permitan construir la armonía y consecuencia entre sentir – pensar y hacer; en pocas palabras el ejercicio al que nos vemos enfrentados al nacer hombres y formarnos o hacernos personas responsables de nosotros mismos.
Con una adecuada salud mental podremos gozar de una vida sana a todo nivel y permitirá un conocimiento amplio de nuestro cuerpo que nos llevará a identificar cualquier riesgo que pueda producir enfermedad. Las terapias alternativas ofrecen una amplia rama de técnicas que ayudan a las personas con su descubrimiento personal y su bienestar.


Dra. Vanessa SUAREZ BARON
GERONTOLOGA