¿Te molesta que tu médico te mencione que tus quejas físicas podrían corresponder a 'estrés', cuando no te sientes estresado (a)?

Octubre 16, 2017


¿Te molesta que tu médico te mencione que tus quejas físicas podrían corresponder a "estrés", cuando no te sientes estresado (a)?
Hoy por hoy la consulta médica constituye a un innumerable número de preguntas de porque ocurren o suceden síntomas físicos múltiples que no obedecen a una enfermedad como tal o que por el contrario se realizan diagnósticos, pero con muy escasas alternativas en tratamiento. Pero entonces te preguntas: ¿entonces lo que siento no es real? Y empiezas a cuestionar tu supuesto "estrés" el cual es mencionado por todo el mundo, pero tan difícil de entender e interpretar por ti mismo (a). Para la medicina tradicional china la enfermedad puede resultar del desequilibrio emocional que puede ser casi imperceptible en el ajetreado día a día.
Las emociones son un componente normal de nuestra vida mental: todos experimentamos ira, tristeza, preocupación o temor en ciertos momentos de nuestra vida y en condiciones normales, estos sentimientos no determinan la aparición de enfermedades. Nuestro cuerpo cuenta con una función reguladora para evitar que alguna de estas emociones se estanque y pueda generar enfermedad, en donde actúan de manera importante el hígado y el corazón, cuando este sistema se debilita aparece la enfermedad o los síntomas de la misma. Es entonces cuando no podemos desligar la mente del cuerpo y es así como tu cuerpo habla lo que tu mente muchas veces es incapaz de hacer; el día a día y la necesidad de sobresalir en una cultura tan competitiva como la nuestra hace que olvidemos y dejemos en un segundo plano nuestra parte espiritual y mental.
Así pues, que todo lo que sientes es real y obedece a un desequilibrio de tu sistema regulador emocional o físico.
Es entonces cuando los hábitos saludables de vida entran a jugar un papel importante para conservar tu salud entre ellos, quisiéramos preguntar:
• ¿Realizas actividad física por lo menos tres veces a la semana?
• ¿Te alimentas en horarios, cantidad y nutrientes adecuados?
• ¿Realizas alguna actividad que te llene de satisfacción que no tenga que ver con tu trabajo?
• ¿Te sientes satisfecho con tu actividad laboral?
• ¿Duermes lo suficiente?
• ¿Te sientes feliz?
• ¿Tienes alguna creencia acerca de un poder superior o espiritual?
Te invitamos a que tomes un tiempo para reflexionar y conocer un poco más de ti. Las terapias alternativas son un complemento excelente para fortalecer tu mente y tu cuerpo y todo lo que se derive de allí, técnicas como la acupuntura, las esencias florales y la homeopatía se caracterizan por contribuir a fortalecer tu salud desde los afectivo emocional hasta el plano físico.