Depresión y Esencias Florales

Abril 24, 2017

El síndrome depresivo es un trastorno común con una prevalencia estimada del 15 %, siendo más frecuente en las mujeres que en los hombres en una relación de 2 a 1.

La tristeza, pérdida o ganancia de peso, pérdida de interés en las actividades cotidianas y trastorno del sueño son los síntomas más comunes en adultos, mientras que en los niños puede manifestarse como una fobia escolar o apego excesivo a los padres. La depresión en los adolescentes se asocia con frecuencia al bajo rendimiento académico, abuso de substancias, promiscuidad sexual y problemas de conducta.

Los síntomas suelen subvalorarse muy a menudo por quienes rodean al paciente considerándolos como reacciones normales a situaciones de estrés, poca voluntad o una ganancia secundaria. El síndrome depresivo no tratado tiende a hacerse crónico y los pacientes suelen recaer. En general, a medida que el paciente sufre más episodios depresivos, el tiempo entre estos se reduce y la gravedad se incrementa.

Para este tipo de patologías como lo es la depresión, contamos con técnicas como las esencias florales que favorecen el restablecimiento de la armonía y contribuyen con el autodescubrimiento y el fortalecimiento de las emociones. Las esencias florales son preparados vibracionales que guardan la cualidad energética de una flor determinada y que, al tomarlas, nos permiten incorporar cualidades para el crecimiento personal integral.

Las 38 esencias florarles son remedios que se relacionan con 38 estados emocionales. Bach los agrupó en 7 grupos dentro de los cuales encontramos flores para cuadros depresivos de causa conocida y desconocida, al igual que para factores desencadenantes de la depresión. Estas flores se escogen según el caso y se preparan en un frasco gotero con base en agua o brandy, y se toman durante el día en dosis fraccionadas, también de acuerdo con el caso particular.
Reciba Nuestros Blog Haz Clic Aquí