Menú

¿Ansiedad?

Junio 10, 2019

370
Facebook Twitter LinkedIn Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.

De la ansiedad se habla mucho, cada que alguien siente más hambre de lo normal dice: "estoy ansiosa" cuando se enfrenta a situaciones de estrés: "estoy ansiosa" y así la ansiedad se ha convertido en un término utilizado por muchos y conocido por muy pocos. Este Blog esta dedicado a mi paciente "ARR" que con gran compromiso ha logrado conocer su enfermedad y todos los días busca como sentirse mejor.
La ansiedad es una vivencia universal displacentera, semejante al miedo (que tiene una función adaptativa de alerta fundamental ante una situación amenazante real, que pone en peligro la integridad de la persona). La ansiedad surge de un estado en el que no necesariamente hay un elemento real que provoque la reacción, se trata de una expectativa del peligro desconocido y la preparación mental para el mismo.
Puede ser parte de un estado emocional normal, que aparece en respuesta a exigencias de la vida cotidiana y opera como señal para buscar la adaptación a esa situación, siendo transitoria. Sin embargo, cuando este estado persiste inician cambios físicos entre los que podemos encontrar, sensación de palpitaciones, dolor torácico, sensación de nudo en la garganta, frialdad, adormecimiento de las manos o de los pies, sensación de dificultad para respirar, dolor abdominal, diarrea, vómitos o sensación de nauseas.
La medicina tradicional China define la ansiedad como miedo no resuelto. La ansiedad y el miedo están estrechamente relacionados en la medida en que ambos son reacciones a situaciones perjudiciales. La ansiedad suele diferenciarse del miedo por la falta de un estímulo externo que desencadene la reacción: la ansiedad viene de adentro de nosotros, el miedo viene del mundo exterior.
Lo que origina la ansiedad es muy diverso y se relaciona con emociones no resueltas, estrés crónico, dieta inadecuada, exceso de trabajo o constitución. Independientemente de la definición de esta y de su origen; son estados tan displacenteros que requieren intervención, así como cambios de algunos patrones por parte de quien la sufre, estos cambios incluyen el fortalecimiento de la espiritualidad y comprender que, como seres emocionales, se presentarán situaciones de vulnerabilidad que hacen entrar en desesperanza pero que no significan que los avances se pierdan, por el contrario, generalmente se necesita vaciar para volver a llenar.
Para el manejo de la ansiedad hay muchas técnicas entre los psicofármacos, psicoterapia entre los convencionales y los no convencionales como la acupuntura, esencias florales, homeopatía; cualquiera que decidas utilizar o la combinación de todas, implica un compromiso grande por parte del paciente y la oportunidad de encontrar un proceso de crecimiento personal inmenso y así como hace poco leí : "No es atrás, ni adelante; es adentro", así mismo es tu proceso de sanación.


370
Facebook Twitter LinkedIn Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.