Menú

La Espiritualidad y la Salud

Junio 30, 2023

94
Facebook Twitter LinkedIn Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
La Espiritualidad y la Salud¿Alguna vez has escuchado que tu cuerpo responde a las emociones que hacen nidos en tu cuerpo? O, tal vez, ¿has leído que las enfermedades son el resultado de las emociones reprimidas o mal canalizadas? De ninguna forma, decimos que todas las enfermedades tienen su raíz en las emociones, pero sí es común que, por ejemplo, una persona que tenga mucho estrés, por distintas situaciones en su vida, asista a una consulta de cardiología porque tiene la tensión alta. Quizá su doctor, además de recetar medicamentos, le diga al paciente algo como "debes calmarte y dejar de estresarte tanto porque te hace mal".

En el otro extremo, podemos describir el caso de una persona que, tras recibir el diagnóstico de una enfermedad, entonces comienza a experimentar estrés, miedo y otras emociones, y pensamientos que, sin duda, afectarán su tratamiento y alimentará la fuerza de esa enfermedad recientemente descubierta. En ambas situaciones, la espiritualidad y la salud tienen una relación estrecha, y en este artículo te traemos, en palabras de nuestra Doctora Diana Peña, su propia reflexión personal respecto a este tema, basada en sus años de experiencia. La idea es que encuentres una forma de canalizar espiritualidad y salud para que tengas mejor calidad de vida sin caer en abismos emocionales o llenos de pensamientos negativos.

Espiritualidad y Salud por la Doctora Diana Peña

Esta publicación está basada en la experiencia de una paciente, ya que su enfermedad, sin explicación alguna, la ha puesto en situaciones inimaginables que le han generado gran frustración y tristeza.

Estoy convencida que la enfermedad es una maestra que nos viene a enseñar y que tras ella siempre hay un aprendizaje. Sin embargo, resulta también, en lo personal, frustrante no poder encontrar respuestas para tus pacientes y muchas veces no entender lo que está sucediendo en su organismo.

Reflexionando en este caso, pienso mucho en un tema que en la consulta menciono y repito, pero que me gustaría profundizar y es la espiritualidad.

La espiritualidad no entendida como religión, la espiritualidad como aquello que nos mueve y nos conecta con nosotros mismos, denominada de diferentes formas de acuerdo con la cultura a la cual pertenezcas, con las creencias que cada una de estas culturas tenga, así como con los rituales que cada una de estas culturas practique.

Si bien es cierto, muchas veces solo se piensa en la espiritualidad como una plegaria que, si no se da como esperamos, hace que perdamos esa creencia y la fe en esta área tan importante.

"Donde Hay Vida, Hay Fe", Tolstoi

En una lectura que hace poco hice del libro "Confesión" de Tolstoi, encontré un fragmento que quiero compartir con ustedes: "donde hay vida, hay fe; desde el origen de la humanidad, la fe nos ha dado la posibilidad de vivir, y los rasgos principales de la fe están en todas partes y son siempre los mismos."
"La fe es el conocimiento del sentido de la vida humana, gracias al cual el hombre no se aniquila, sino que vive. La fe es la fuerza de la vida. Si un hombre vive, es porque cree en algo. Si no creyera que debe vivir por algo, no viviría".

Sin Fe es Imposible Vivir

Entonces, pensaba como la fe se convierte en algo trascendental en nuestro proceso de sanación, pues conectar con nuestro espíritu se vuelve trascendental en el proceso de sanación. Sobre este tema tan importante encuentro, además, artículos relacionados que mencionan que, aunque las personas no sean religiosas, pueden serlo en momentos de enfermedad, debido a la experiencia de la pérdida del control personal, frente a la situación que los lleva a la búsqueda de un poder más alto o de un Dios.

Estrategias de Afrontamiento Religioso

Es así como las estrategias de afrontamiento religioso o espirituales pueden ayudar a las personas a afrontar las enfermedades y mejorar su calidad de vida, justo cuando reciben ese diagnóstico médico que debilita su manera de pensar y sus emociones.

Por otro lado, la literatura plantea que actividades espirituales como la oración, la contemplación, el yoga, practicar Qigong, Tai Chi, el budismo, la meditación, la relajación, la visualización, escuchar música y hacer contacto con la naturaleza, directamente con la planta de tus pies, tienen un impacto favorable en los procesos cerebrales y en la actividad eléctrica de los neurotransmisores en el sistema nervioso. Dichas prácticas también contribuyen, de forma positiva, con el sistema límbico, el sistema serotoninérgico, y en las respuestas en general del organismo, pues se observa la disminución de niveles de cortisol plasmático y mejor funcionamiento del sistema inmune, disminución de la frecuencia cardiaca, aumento de las ondas cerebrales lentas, y un estado de bienestar en general.

Asimismo, se encontró una gran variedad de estados benéficos en la salud física y emocional como la reducción de enfermedades cardíacas y de mortalidad por cáncer, la disminución de la ansiedad y de los estados de ánimo negativos.

Espiritualidad y Salud
Un tema de estudio ha sido la oración; particularmente es la práctica con la que más me conecto. En un estudio que se realizó en el hospital de San Francisco y que duró 10 meses, se obtuvo una mayor mejoría en un grupo de pacientes que recibía oración exterior o de la mano de otras personas, además del tratamiento convencional, en relación con un grupo de pacientes que sólo recibía tratamiento convencional.

Lo que deja ver que encontrar un tiempo donde no existan distracciones, en el que el paciente pueda conectarse consigo mismo y con su creencia, le ayudará a sobrellevar mejor su diagnóstico médico. Entonces, insisto en el tema de la espiritualidad como un auto descubrimiento en la fe como el sentido de la vida, en la vida entendida desde lo divino.

Quiero decirte que no pierdo la fe en tu recuperación, sin importar el diagnóstico que hayas recibido, pues la fe mueve montañas. Como médico tratante y también como una persona espiritual, te invito a practicar cualquier actividad con la que sientas conexión y que, a su vez, te acerque a esa conexión espiritual y a tu sanación. ¡Todos lo necesitamos!

Cuando entendemos que nuestra espiritualidad nos ayuda a mejorar nuestra salud, a través de diversas prácticas para conectarnos con nosotros mismos, nuestro organismo recibe muchos beneficios porque no solo mejora las funciones del cuerpo, sino que también mejora nuestra salud mental, emocional y espiritual. Te invito a que contactes a nuestro equipo de trabajo en Salud y Medicina Alternativa para que conozcas los tratamientos que ofrecemos para ayudarte a mejorar tu calidad de vida.

Soy Diana Peña, médica asesora en Salud y Medicina Alternativa, presto mis servicios desde hace más de 10 años y con mucho amor por mis pacientes, brindo todos los días alternativas para su salud tanto física, como mental, emocional y espiritual. Para más información sobre nuestros tratamientos de medicina alternativa, contáctanos llamando al +57 311 2176488 y con gusto te atenderemos. Nuestro consultorio se encuentra en Cr. 19a # 82-85, Cons 318, Bogotá.

¿Quieres que escribamos sobre otro tema de Medicina Alternativa? Dale "me gusta", síguenos en nuestras redes, y comparte allí el tema del que quieres que escribamos: Facebook: SaludyMedicinalternativa Instagram: saludymedicinalternativa/.

94
Facebook Twitter LinkedIn Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.